19 de febrero de 2017

La librería más bonita del mundo se encuentra en Oporto (Livraria Lello)

En Porto (Oporto) se encuentra la librería Lello & Irmao, considerada la librería más espectacular y bonita del mundo. Se sitúa en el centro histórico de la ciudad y es considerada uno de los grandes atractivos de la ciudad. Se comenta que a raíz de su aparición en una película de Harry Potter, se hizo mundialmente famosa hasta el punto que es necesario pagar unos 4 euros para admirar su interior (aunque no está confirmado que la librería apareciera en la película).
De la librería cabe destacar su fachada, con detalles modernista y neogóticos, la escalera de caracol, y una gran vidriera en el techo.
Los hermanos Lello son los fundadores de la librería, conocidos en la ciudad como los hermanos unidos, son parte de un círculo de activos burgueses e intelectuales, republicanos, que cuestionan desenvolverse en la vida publica de la ciudad. Francisco Xavier Esteves (1864-1944) fue el ingeniero responsable de la construcción del edificio. Su afinidad con las letras queda para siempre marcada por la construcción de esta librería.
Y otra parte importantísima en la vida de una librería es el librero. El Sr. Domingos, funcionario de la casa durante 52 años, empezó a trabajar en la librería con funciones más sencillas y fue subiendo al estatuto de librero de la casa. "Existían los clientes de Lello y los clientes del Sr. Domingos".

El arte del librero según el Sr. Domingos

1. Conocer de memoria el catálogo de la casa (Autores, títulos, fechas).

2. Saber reconocer selecciones cuidadas y libros raros.

3. Tener el trato correcto cuando se relacione con clientes.

4. Saber aconsejar siempre a los clientes cultos que puedan proporcionar pistas sobre autores para hacer las encomiendas.

5. Saber vender bien.



9 de febrero de 2017

Documental: Dentro del armario

Ayer pude ver un interesante y a la vez dramático documental sobre lo difícil que es ser gay actualmente en China. A pesar de en Occidente cada vez haya más leyes en favor de los homosexuales y que socialmente, cada vez son más visibles sus uniones, todavía hay países que no acaban de aceptar esta situación. En algunos países de África  pueden ser apedreados hasta la muerte, no me lo quiero ni imaginar... El país que nos ocupa es China, el gigante asiático, un país lleno de contrastes, donde lo tradicional se funde con lo moderno, en la mayoría de los casos.
Este documental nos cuenta dos casos. Por un lado tenemos a Andy, un prestigioso arquitecto de 31 años que es gay. Andy se lo dice a su padre pero éste inmediatamente le obliga casarse, y a poder ser, tener un hijo cuanto antes para evitar lo que sería un escarnio social. Andy se verá inmerso en la búsqueda de un matrimonio falso con una lesbiana que también desee casarse por las mismas circunstancias. Esta búsqueda le llevará a situaciones que a nuestra mirada occidental nos parecen de lo más pintorescas pero que tristemente son realidad. Contratar a un vientre de alquiler en Thailandia cuesta alrededor de unos 65.ooo dólares o hay empresas cuya finalidad es establecer el mayor grado de afinidad entre una lesbiana y un gay para posteriormente formar un matrimonio falso. Increíble pero cierto.

Por otro lado tenemos a Cherry, una lesbiana que vive un matrimonio falso con un gay. Los padres de Cherry la presionarán para que adopte un bebé, o que lo compre sea la vía que sea, para acallar las risas y los cotilleos de los vecinos de su pueblo.

Ambos casos son igualmente duros y nos permite ver las diferencias culturales entre los países, así como darnos cuenta, de que aquí en España, aunque todavía falta mucho por recorrer, la situación actual es muchísimo mejor que en otros países. Por lo menos no te obligan a casarte y adoptar bebés por la única razón del prestigio familiar/social, ahora (creo yo), un hombre o una mujer pueden quedarse solteros toda la vida y aquí no ha pasado nada (salvo algún comentario de la cotilla de turno que en todos los sitios hay).

Este documental está rodado en el 2015 por la italiana Sophia Luvará, especialista en Biotecnología Médica por la Universidad de Turín así como en la investigación contra el cáncer. Sophia dejó la rama sanitaria para dedicarse a su verdadera pasión, la realización de documentales.

6 de febrero de 2017

Ensayo sobre la ceguera

Y aquí tenemos un novelón, una historia penetrante y escalofriante que dejará a todos los lectores con los pelos de punta. Por lo menos es lo que me ha pasado a mí. Ni cuando leía literatura de terror, lo pasé tan mal como con esta lectura. Me explico. José Saramago, todos sabemos quién es, autor portugués que se afincó en su día en la bonita isla de Lanzarote, escribió en 1995 esta historia que según él, plasmaba, criticaba y desenmascaraba a una sociedad podrida y desencajada. En 1998 Saramago, consiguió el prestigioso Nobel de Literatura,convirtiéndose en el primer portugués en conseguirlo, gracias a su amplia obra, dotada de una gran psicología, compasión e ironía. Otros títulos suyos igualmente importantes son Todos los nombres y El evangelio según Jesucristo.

Imaginemos que un día cualquiera en una ciudad cualquiera, una persona al azar se queda ciega de repente. No tiene antecedentes en su familia, ni problemas médicos, los ojos los tiene en perfecto estado.... salvo que este hombre ahora está ciego, lo ve todo blanco. Esta ceguera es lo que se convertirá en el mal blanco, una ceguera que se pega tan sólo manteniendo contacto ocular, por lo que en pocos días, toda la ciudad, todas las personas sin importar edad, clase social o religión, se queda ciega. Al principio de la epidemia, el Gobierno recluiría a todos los ciegos y posibles contagiados en un antiguo manicomnio con la finalidad de evitar más contagios, pero todo en vano. Dentro de ese manicomnio, empiezan a sucederse acontecimientos propios de todas los micromundos, se racionan los alimentos por los militares y más tarde por un grupo de ciegos dictadores y violadores, empleo de la fuerza, escasez de todo... así hasta cosas peores. Hay que mencionar un aspecto muy importante de la historia, y es que en medio de este mal blanco, hay una mujer, puede decirse que es la única persona de toda la ciudad, que puede ver. Es la mujer del médico, el médico que atendió al primer ciego. Esta mujer tendrá un papel protagonista gracias a sus ojos, ojos que tendrán que ver la miseria del género humano, las barbaridades que las personas, en situaciones límite pueden llegar a hacer, ojos que ven lo que nadie puede ver.

Es un libro muy interesante por que es una historia poco común, las descripciones de los personajes y las situaciones son estupendas, tanto, que puedes imaginarte allí mismo en medio de todo este sucio embrollo, el estilo de narración de Saramago es único (es el primer libro suyo que me leo), y hace que el lector viva en todo momento todo, absolutamente todo lo que pasa. Por eso digo que lo he pasado mal leyendo el libro, esto no es tan malo relativamente, porque eso quiere decir que es una historia que te atrapa, que la vives, y eso no todos los escritores lo consiguen. A pesar de haberlo pasado mal (tampoco sufría no os preocupéis), leía compulsivamente porque necesitaba saber qué pasaría, cómo se las apañarían, cómo acabarían estos pobres ciegos cuando todo va de mal en peor.

Estoy segura de que éste es el primer libro de muchos que voy a leer de José Saramago. Ahora me toca ver la adaptación cinematográfica que se hizo en 2008 con Julianne Moore como protagonista (para seguir sufriendo jeje). Aviso, es una historia con la te quedas en la cabeza, incluso después de haber acabado el libro.




- Por todos los diablos, la ceguera no se pega.
- Tampoco la muerte se pega, y todos morimos.

" Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven."

4 de febrero de 2017

Mis cosas. Lo imprescindible para vivir.

En esta tarde de sábado ventoso, lluvioso y nada caluroso, me acabo de ver un documental que me ha parecido muy pero que muy interesante. Trata sobre el tema que a mí tanto me interesa, el consumismo. En esta sociedad que te invita a comprar sin descanso, es difícil hacer un stop y pararse a pensar qué valor tienen realmente las cosas para nosotros. ¿Son realmente nuestras cosas las que nos define como persona? ¿Son nuestra carta de presentación? ¿Las necesitamos profundamente para vivir una vida completa y feliz?
El protagonista del documental se llama Petri y vive una crisis existencial. Tiene 26 años, le ha dejado la novia, una hipoteca enorme y unas tarjetas de crédito en números rojos. En su piso podemos encontrar mil y una cosas que se supone hacen feliz a Petri. Digo se supone porque Petri no es feliz, y para solucionar este vacío en su interior decide realizar un difícil experimento. No es nada fácil hacer lo que hizo Petri. La mayoría de nuestros familiares y amigos siempre nos dirán que es muy extremo o qué necesidad hay de sufrir de esa manera. Pero voy al experimento. El citado experimento tiene tres reglas:
1. Durante un año todas sus pertenencias materiales estarán guardadas en un almacén.
2. Sólo podrá recuperar una cosa al día.
3. Está prohibido comprar nada nuevo.

Y Petri, a lo largo y ancho de un año entero, llegará a conclusiones muy interesantes.
Hoy en día, vivimos en una sociedad en la que siempre estamos necesitando cosas, siempre hay algo que cambiar de la casa, siempre hay ropa guapa de temporada, siempre hay mil y un caprichos varios, que al final, acaban en una estantería (por ejemplo) apilados sin pena ni gloria. Yo soy la primera que reconozco que a veces caigo en esta vorágine consumidora, que me agobio porque quiero cambiar mi casa entera aunque tenga de todo, porque el problema es, que siempre va a ver millones de cosas más guapas, prácticas o baratas que lo que tienes tú. Y claro, hay que comprarlo.
Cada vez hay más movimientos, como el zero waste, el minimalismo o el ecologista, que predican con un consumo responsable, aunque lo mejor es pararse a pensar si realmente lo necesitamos, reparar las cosas rotas, hacer trueque, comprar en el negocio de segunda mano o simplemente, no comprar.
El a la vez pequeño gesto, por ser uno nada más, pero grande al mismo tiempo por la repercusión que implica en nuestras vidas, que es el consumo responsable, debería estar más presente en tod@s nosotr@s, así ganaríamos en simplicidad y tiempo, y sobretodo, felicidad.



"Se está bien cuando las personas no pueden contactar contigo. Te hace más libre."

"La vida no está hecha de cosas."